Nuevos Billetes

Los nuevos billetes son integradores: incorporan elementos de nuestra identidad (historia, paisajes naturales, raíces) y también elementos que facilitan su identificación para los no videntes o personas con dificultades de visión.

La nueva familia contiene billetes producidos en dos materiales. Los billetes de 1.000, 2.000 y 5.000 son en polímero (papel plástico), y los de 10.000 y 20.000 son de papel algodón, sustrato especialmente diseñado para la elaboración de billetes.

Con el fin de integrar a la población con discapacidad visual y tercera edad, todos los billetes tienen diferentes largos, con diferencias de 7 milímetros entre cada uno para facilitar su reconocimiento.

Sólo el billete de 20.000 supera en 3 milímetros a los billetes antiguos. El billete de 1.000 pesos es el de menor tamaño, midiendo 25 mm menos que los que circulaban anteriormente.

1.000 120 X 70
2.000 127 X 70
5.000 134 X 70
10.000 141 X 70
20.000 148 X 70
Billete antiguo 145 X 70

Los nuevos billetes tienen diseños homogéneos con elementos comunes entre las distintas denominaciones. Es un diseño pensado para fabricarse en los dos sustratos: polímero y papel algodón.

El anverso de la Nueva Familia de Billetes mantiene el personaje histórico pero con retratos más atractivos. Junto a cada retrato aparece el corazón de nuestra flor nacional, el copihue. Asimismo, en cada uno de los billetes está representado el Antu en distintas formas.

En el reverso de los nuevos billetes se seleccionaron paisajes de Chile, con el fin de rescatar las maravillas naturales que nos representan e identifican.

Asimismo, en cada billete aparece representado un animal propio de nuestro país.

Aprende más sobre todos los billetes y monedas.